Mi cesta  

Historia

Como empezó todo

Como empezó todo...

En el Sur de Inglaterra en primavera de 1981. Las suaves colinas apenas pueden verse en la lluvia persistente. Vemos a un joven ciclista de pelo rizado y bicicleta muy cargada. Parece estar irritado. El joven aventurero había ahorrado mucho tiempo para poder emprender esta excursión. Y ahora le espera otra noche emocionante en una saco de dormir empapado con ropa mojada. El joven ve pasar a un camión. La lluvia moja completamente su lona, pero la carga permanece seca. Este suceso marca el nacimiento de las alforjas a prueba de agua de ORTLIEB. El joven es Hartmut ORTLIEB que resuelve convertir su frustración en una ingeniosidad creativa.
Después de volver a casa se pone a crear en la máquina de coser de su madre un recipiente de lona roja de camión. Fija la tapa con una correa y un gancho de la ferretería sirve para sujetar la bolsa en el portaequipajes. Pronto agrega otra bolsa. Los amigos y conocidos muestran interés por las bolsas funcionales y cada vez más distribuidores de bicicletas preguntan a Hartmut por sus bolsas. Así surgió la primera estrategia de distribución y la primera serie de alforjas. Ahora, la máquina de coser se muda a un patio trasero.

La fundación de la empresa

A la construcción de la alforjas para la rueda trasera le sigue pronto una bolsa para el manillar. La gran demanda pronto excede las capacidades de la empresa unipersonal. Recurre a la ayuda de miembros de la familia y amigos y en 1982 se funda la empresa ORTLIEB.
El primer folleto de productos presenta aún un surtido pequeño que pronto será presentado en la primera feria, en un rincón oscuro debajo de la escalera mecánica. La estrategia publicitaria principal en el sector aún pequeño de productos para actividades en la naturaleza (outdoor) es el boca a boca, ¡con un resultado impresionante!

Sin embargo, el inventar aún no duerme tranquilo cada vez que recuerda su saco de dormir mojado. Efectivamente, las costuras aún son poco herméticas y pronto comienza a experimentar con el sellado. "Alta frecuencia" es la palabra mágica. Pronto los experimentos permiten llegar a una producción en serie. A partir de ahora, ¡las alforjas de ORTLIEB son un 100% IMPERMEABLES AL AGUA! El primer hito ha sido asentado.
El próximo no se hace esperar: el cierre enrollable. Es sencillo y efectivo y el resultado es una protección no solo contra el agua sino también en el agua. Los ganchos de la ferretería fijados a las alforjas ya no satisfacen las exigencias cada vez más rigurosas y así es como el ingenioso autodidacta inventa el primer sistema de sujeción autobloqueante Quick-Lock1.

Mientras tanto la empresa cuenta ya con una plantilla de 20 personas, incluyendo también la mamá de Hartmut Ortlieb. La demanda por las alforjas a prueba de agua va aumentando constantemente. Por ello, ORTLIEB lanza al mercado a mediados de los años 1990 la primera mochila a prueba de agua "Packman" con un ergonómico sistema para llevar. Ahora, el taller en pleno centro de Núremberg ya no cuenta con capacidades suficientes y la plantilla de mientras tanto 60 personas se muda al nuevo edificio de la empresa en Heilsbronn.

Los años 1990 - Outdoor va siendo cada vez más popular

Mientras tanto, ORTLIEB es un sinónimo de una alforja a prueba de agua. Un grupo cada vez más grande de fieles ciclistas para todos los tiempos lleva el mensaje de la marca confiable al mundo. Una gran parte de ello son mensajeros en bicicleta que suelen mientras tanto ser una característica del tráfico en las ciudades. Son la prueba en ruedas de la gran resistencia de los productos de ORTLIEB.
Los fundadores del sector de las actividades al aire libre y en bicicleta eran visionarios. Lo que solía ser inconformismo para ellos es hoy un elemento imprescindible de la vida cotidiana. La bicicleta ha mientras tanto mostrado su eficacia como medio de transporte universal, como equipo deportivo en carretera y "offroad". Los usuarios de ORTLIEB muestras hasta hoy en día que las visiones del fundador se convirtieron en realidad.

Desde la fundación de la empresa, ORTLIEB marca la pauta en el mercado de bicicletas y outdoor y establece los estándares en el ámbito de un equipamiento altamente funcional. El objetivo no ha cambiado: las personas que prefieren pasar su tiempo libre con actividades en la naturaleza, deben sentirse independientes de todo lo que no pueden influenciar, concretamente, el tiempo.

ORTLIEB hoy

Mientras tanto, la empresa cuenta con más de 220 empleadas y empleados y ofrece un surtido de más de 500 productos individuales. Aún hoy todo está concentrado bajo el mismo techo: desde el desarrollo y el diseño, pasando por la construcción de máquinas y la producción hasta la distribución, el marketing y el envío de los productos acabados. Todos los artículos a prueba de agua se fabrican mediante un proceso de soldadura de alta frecuencia en la sede de la empresa en Heilsbronn. La calidad "Made in Germany" garantiza unos equipos de alta calidad para actividades al aire libre que satisfacen todas las exigencias en las condiciones meteorológicas más diversas y en cualquier terreno.

Los productos de ORTLIEB se caracterizan por sus sistemas herméticos de cierre como el cierre enrollable, los cierres de cremallera a prueba de agua, los cierres Velcro o la junta de goma. Numerosas características de equipamiento están patentadas, marcando una y otra vez la pauta en el mercado de biciclos y de equipos outdoor. Los productos de alta calidad con sus detalles innovadores nacen de las ideas de un equipo multidisciplinario que sigue atentamente los desarrollos en los mercados y las exigencias cada vez mayores de los usuarios. Así es como las innovaciones se suceden año por año, siendo distinguidas regularmente por paneles de expertos independientes, redactores especializados o agencias de diseño.

ORTLIEB suministra dentro de Alemania directamente a las tiendas especializadas en los sectores de bicicletas, outdoor, equipos de trekking y para expediciones, motocicletas y deporte acuático. Asimismo, ORTLIEB exporta desde el centro de producción en Alemania a socios de distribución en más de 30 países. Ofrece una garantía relativa a material y mano de obra de 5 años. El servicio reviste gran importancia en ORTLIEB, también después de la venta, lo que es apreciado especialmente por los consumidores finales y los clientes comerciales. El principio de los caminos cortos dentro de la empresa permite además satisfacer rápidamente también los deseos especiales de los clientes.

El carácter sostenible del proceso diario de trabajo y producción es de suma importancia. Además, ORTLIEB participa en varios gremios y grupos de trabajo. Así es como la empresa es desde 2008 miembro de la asociación EOCA (European Outdoor Conservation Association). A través de esta organización se recaudan e invierten fondos para proyectos de protección del clima y de la naturaleza en todo el mundo.